Blogia
LA PÁGINA DE SÉPTIMO

EL DUENDE Y LA OLLA DE ORO

En el año 1995 dos chicos llamados Drake y  Josh, de 15  y 9 años. Drake era un adolecente que estaba   en tercer año de la secundaria y solo se preocupaba por entrar a la universidad.
Josh, un chico de cuarto grado muy pero muy inteligente (el más avanzado de su clase).
Una noche Josh estaba leyendo un cuento, era uno en donde el lugar donde ocurrían los hechos era en Mendoza, y le gusto tanto que decidió encontrar a alguien que lo ayudara, para eso fue al cuarto de su hermano Drake. Le pregunto:
-¿Te gustaría ir a Mendoza?
En mi libro dice que hay un duende que tenia una olla con oro.
Drake se negó a hacer un viaje sin sentido alguno, pero Josh insistió tanto que Drake tuvo que ir con el.
Después de varios días de viaje, llegaron a Mendoza, estaban cansados y pasaron la noche en un hotel muy lujoso.
Al día siguiente fueron al mismo lugar donde se encontraba el duende entonces Drake dijo:-Ves que no hay nada  ¿nos podemos volver a casa?-No, contesto Josh, hay que esperar.De repente un sonido muy estrepitoso, se escuchó abrirse una parte de un árbol:¿Quién se atreve a pisar mi césped?Los chicos se asustaron pero respondieron:-somos unos chicos que venimos a conocer tu historia…Nadie respondió….hasta que el duende, de un salto salio del árbol y dijo:-¿Seguro que quieren conocer mi historia, o quieren mi oro?Hubo un silencio entrecortado solo por el sonido del grillo que estaba por ahí.-¿porque dices eso?-dijo Drake-.A lo que el duende respondió:-Pues, porque varios chicos como ustedes han venido a reclamar mi oro –dijo bruscamente el duende -. Pero nunca lo han logrado porque no han podido descifrar mi acertijo.Los chicos se miraron entre sí y dijeron:Aceptamos tu desafío…El duende dijo muy confiado:Bueno les diré mi acertijo:Si sigues esta línea recta,Llegarás a un océano resplandeciente  Y brillante.Camina tres pasos,  Encuentra  tu fuerzay sigue  tu destinoCaminaron y caminaron, y mientras Drake se quejaba, Josh avanzaba con toda su fuerza, por los caminos de césped pensando en el acertijo que el duende les había indicado.En un momento vieron algo muy resplandeciente que tenia luz propia pensaron en ir corriendo, pero apenas dieron tres pasos, se dieron cuenta que estaban al lado…

Y asi termina esta historia, los chicos con el oro y el duende enojado…

   
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres