Blogia
LA PÁGINA DE SÉPTIMO

MUERTES Y MISTERIOS EN AUSTRALIA

MUERTES Y MISTERIOS EN AUSTRALIA

Yo tengo 55 años de mi dura vida que eh hecho y sufrido, les contare una historia aterradora.

Hace 25 años, en Grecia, era un día calido y yo estaba muy sediento sin tener ninguna moneda para comprarme algo para beber. Mi nombre es Manuel Oscar Fernández y tengo 30 años y un boleto, para viajar en un barco al desierto. Estaba muy emocionado ese día, porque nunca subí a un barco. Ese mismo día, cuando subí al barco me sorprendí al ver un señor vestido de gris y con sombrero del mismo color, y una lupa en el bolsillo, también vi a una pareja que estaba mirando de mala forma el barco, entonces decidí ir a hablarle al señor de la lupa.

  Le pregunte:

-Hola estimado señor ¿Qué hace usted aquí busca algo?

Y me respondió:

-Si estoy buscando el diamante Trogy perdido en las pirámides de Giza.

Fue ahí donde quedé paralizado y sorprendido por lo que me dijo el señor ya que en el diario había leído que ese diamante ``Trogy´´ estaba en un valor de 500 millones de monedas.

 Dos horas más tarde a las 00:00 de la noche, cuando todos los tripulantes del barco terminamos de comer me fui a dormir después de una larga y agotadora noche. 

Al día siguiente me levante a hablarle al señor de sombrero gris y no lo encontraba hasta que lo vi detrás de la puerta de la pareja que había visto el día anterior. 

Entonces le pregunté muy enojado:

-¿Por qué esta espiando a los tripulantes? ¿Le hicieron algo?

Y me respondió de una forma brusca que era algo así:

-¿Por qué PREGUNTAS ESO, DESCONFIAS DE MI?

Muy asustado le respondí:

-No, claro que no pero, ¿porque tendrías que estar espiando a los tripulantes?

Me dijo mas tranquilo:

Te contaré un secreto, en realidad no vine a `` robar ´´ ese diamante, vine a vigilar a los tripulantes, porque estoy buscando a unos asesinos seriales que hay hecho atrocidades muy fuertes.

Yo le dije:

-¿Y has encontrado algo hasta ahora?

Me respondió:

No, todavía no pero solo encontré esta hoja que dice:

2c + 1d = 2 pájaros atrapados.

Dije:

-Que raro no entiendo

Me respondió:

-Yo tampoco, pero se que alguien esta tramando algo.

Me sentía muy asustado pero decidí buscar algo busque durante 3 horas y encontré algo muy raro que era algo así como muestra el dibujo. 

Cuando entendí que era un mapa fui corriendo lo más rápido que pude al detective y le mostré el mapa para que lo vea, me dijo:

-Muchas gracias puede ser de mucha ayuda este mapa.

Yo le dejé el mapa y me fui a hablar con las otras 2 personas y les dije:

-¿Y ustedes que hacen aquí? ¿Buscan algo?

Ambos me respondieron:

-La verdad que no, pero quizás si lo hagamos.

Me fui a ver a las demás personas que estaban, entre una de ellas había un español que me dijo que estaba de turismo, pero lo dijo rápido con acento gallego y se fue… Estaba almorzando cuando me acorde que el señor de sombrero gris no me dijo su nombre ni yo a él así que me acerque y le pregunte:

¿Cómo es su nombre?

Me respondió:

-Mi nombre es Jeremy Sparky.

 ¿Y él tuyo?

-Él mió es Manuel Oscar Fernández. 

10 horas después a las 18:00 o 19:00 horas llegamos a la orilla éramos 11 y en la orilla solamente 9.

Yo no entendía, si vinieron al viaje porque no al desierto si el viaje era doble pago. Entre los 9 decidimos buscar a los dos que faltaban, justo ahí me di cuenta…Las dos personas que faltaban era la pareja que tenía mala mirada, el detective sintió que su hipótesis de que ellos eran los criminales había fallado porque cuando entramos en su habitación estaba la pareja acostada con el cuello lleno de sangre, cortado como si lo hubieran hecho con un cuchillo de cocina, yo sospechaba de ellos pero ¡ESTABAN MUERTOS!  Así fue que ya empezaba a aterrorizarme y los dejamos ahí, fuimos con el cocinero del barco pensando que el hubiera sido el que los mató, ya qué el era el único que tenía acceso a esos cuchillos pero, él no estaba ahí. Algo raro pero pensamos que se fue al desierto porque era el único lugar donde podría estar.Entre todos fuimos a ver si estaba en el desierto a penas nos adentramos vimos 2 torres muy altas una más cerca que la otra…Rápidamente el detective saco el mapa de su bolsillo, lo analizo y se dio cuenta q era el desierto, porque las dos torres eran las que estaban en el mapa, caminamos hasta llegar a 65,62 pies o 20 metros de esa torrePero nos detuvimos, al encontrar el cadáver del cocinero, todos estábamos con tanto miedo que nos temblaban las manos y las piernas. Lo ignoramos y caminamos hasta la torre del águila y desde allí se veía la torre del mono parado de color rojizo. Corrí muy entusiasmado hasta llegar al detective y le pedí el mapa lo vi y reaccioné y le grité: 

¡¿Como entramos aquí?!

Respondió: 

-Quédate tranquilo no llegamos todavía ahí.

Dije: 

-¡Muy tranquilo no puedo estar, al menos no después de ver muertos! 

Me fui caminando y en el camino, uno de los que iban con nosotros era ingles y no tenía buena cara. Más bien ahora que lo noto ninguno tenía buena cara. Aunque no sabía mucho inglés me las arregle para hablarle. La conversación fue así:

 Hello (hola) I’m Manuel Oscar Fernández. (Yo soy Manuel Oscar Fernández)

What your name? (cual es tu nombre)

Me respondió: 

Hi! I’m Fredderick Stevenson, and I arrived to England (soy Frederick Stevenson y llegué de Inglaterra) Como no estaba seguro que iba a seguir entendiéndolo decidí irme y hablar con otra persona fui con otra pareja le hable le pregunte:

-¿Qué hacían acá?

Respondió:

Vengo por q estoy festejando mi casamiento 

Y rápidamente me quede sospechando por que no parecían muy alegres de eso. Al rato me fui a ver al detective para sacar mis dudas Le pregunté: 

¿Usted no sospecha de la pareja?

Respondió: 

 No, porque voy a sospechar son una pareja común y corriente

Le dije:

Pero son un poco sospechoso dicen que festejan su casamiento y parece que están mas muertos que comida de buitre. 

Caminamos pero no por mucho tiempo, ya que al caminar hacia delante unos metros me paralicé  y vi desgraciadamente al detective muerto. Eso creí hasta que unos de los turistas que según el era carnicero; me pareció que era un doctor, porque lo vio al detective y se dio cuenta enseguida que no estaba muerto si no deshidratado y ahí le echamos mucho agua y despertó. Cuando despertó le conté todo lo que pasó. Él estaba muy mal porque si mueren más no quedaría nadie. Al principio pensamos que se trataba de un asesino que estaba suelto por el desierto, pero nos dimos cuenta que era imposible porque si esta hace mucho hubiera muerto y si entró después, lo hubiéramos visto porque la única entrada, era por la orilla. Ya solo éramos 5 más el detective y yo… más adelante nos encontramos con el guía que nos prometieron en el viaje; fuimos hasta la estatua del mono parado, pero antes vimos otro cadáver; decidí contar cuantos éramos y en total éramos 7 me pareció raro; eso quería decir que no era de nosotros el cadáver; nos acercamos, lo vimos, lo inspeccionamos y nos dimos cuenta que era un cadáver de mas de 170 años. Estaba vendado, como si fuera una momia. Entre el detective y yo pensamos el acertijo y decidimos que significaba que dos criminales más un destrozo era igual a dos muertos al principio pensé que estaba bien que decía eso pero era muy tonto entonces me acordé del diamante trogy. Pensé que no tenía nada que ver pero D = diamante o sea dos criminales más un diamante era dos pájaros atrapados o sea… dos personas atrapadas. Entonces ellos ya sabían que se trataba de una pareja; el detective y yo empezamos a buscar a los asesinos… Terminamos de caminar hasta la estatua del mono parado y me senté delante de la estatua a descansar y tomar algo de agua… Para cuando me fijé no había nada de agua y estabamos todos sedientos, sabíamos que si volvíamos nos moriríamos en el camino y si seguimos también; ahora los 7 nos dividimos 3 volvieron a buscar un barco y los 4 o sea yo, el detective, un señor y una señora seguimos al laberinto y…… Creo que eso fue lo más grande que vi en toda mi vida; esa puerta  blanca con metales horizontales y verticales que asustaban a cualquier persona que se acercara ahí… la puerta tenia una inscripción que decía: Si me tocas te cortas, según las manos soy la actitud de la persona, no soy grande pero puedo matar fácilmente ¿Quién soy? Rápidamente lo adivinamos y gritamos ¡Daga!, entonces la puerta se abrió y entramos. El laberinto era muy grande pero en unas 3 horas y media se puedo pasar… … Entonces, cuando vimos eso, la mujer, que estaba vieja, se desmayo y se le fue el pulso; entonces nos dimos cuenta que estaba muerta. Con el detective me acerque a la casa, que parecía una mansión, entramos un rey nos ofreció agua y comida. Comimos y bebimos hasta explotar, el señor de aproximadamente 40 años se fue a ver una habitación en la que nadie entraba, entonces entró y no llegue a ver que pasó después, pero espere mucho tiempo y no salía. Por las construcciones sabía que era la única salida de esa habitación. Fui con el detective que me dijo que tenía muchos calosfríos. Hablamos con el rey y dijo que el no volvería y que seguíamos nosotros. Cuando me di cuenta el rey no estaba mas y los ayudantes y soldados estaban como envenenados y maltratados en el piso. Ahora cuando salimos de esa habitación cayeron cinco hachas del techo y me cortaron el pelo y al detective nada… Corrimos hasta la salida del castillo; donde había un túnel de que se veía algo dorado y al costado había unas bolsas y dos personas que me parecieron conocidas y al detective también. El detective se acostó en el piso y pensé que estaba muerto pero cuando me di cuenta estaba tomando unas pastillas. Se durmió pero en 10 segundos se despertó, me advirtió que no camine cerca de un árbol pero no le hice caso y fui cerca del árbol.  Yo no pensé que iba a pasar algo, yo no le creía que iba a pasar algo. Pero le tendría que haber echo caso porque cuando pase por abajo la pareja tiro como una flecha que no me pegó pero… le pegó al árbol y se cayó (el árbol) aunque no me pegó, de la flecha salio como un humo que apenas paso por mi nariz caí desmayado al piso. Pasaron cincuenta segundos y me desperté; estaba la pareja a dos metros míos y el detective a un solo metro, entonces se escucho un `` disparo falso ´´ que fue del detective que dejo a una bengala con tiempo, para que la pareja se distraiga y el detective me agarrara. 

Después la pareja salio corriendo hasta el laberinto. Yo, ya levantado, y el detective, fuimos a seguirlos, mientras corríamos me prestó una pistola con cien balas y me dijo que no tema a disparar en el laberinto no lo pudimos alcanzar, en la estatua del mono parado, se la llevaron puesta y se movió, tan semejante estatua, pero al fin y al cabo de la tierra salió una red que los atrapó, también salió el verdadero diamante Trogy. Lo agarramos y llevamos a los ladrones al barco policial y se fueron a Francia para dejarlos de por vida en la cárcel, en cambio yo y el detective le dimos el diamante verdadero y nos dieron a cada uno mil millones de dólares para gastar en lo que queramos. Esa es la historia más desagradable de mi vida aunque allá terminado bien por el dinero que recibí desde ese entonces quede algo traumado y ya casi no salgo ni de mi barrio. Fin. Por Federico Iván Gercensztein y Lucas Senra.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres